B Law & Tax
13 mayo 2024

Desentrañando el Exit Tax en España: tributación inteligente al cambiar de residencia

El Exit Tax en España se refiere a un impuesto aplicado cuando una persona o entidad traslada su residencia fiscal fuera del país. Este impuesto grava las ganancias no realizadas acumuladas por el contribuyente antes de la salida, especialmente en activos como acciones o propiedades. La idea es evitar la elusión fiscal al imponer impuestos sobre las ganancias acumuladas al momento del traslado de la residencia fiscal.

Implementación del “impuesto de salida” por parte de la AEAT

No obstante, como es de suponer, la aplicación de este gravamen varía dependiendo de si se presenta como individuo o como entidad legal. Es esencial contar con la información precisa en cada situación para garantizar la eficacia del proceso.

Exit Tax y el IRPF

La AEAT aplica el “impuesto de salida” a personas físicas a través del IRPF cuando cambian su residencia fiscal de España a otro país.

Este impuesto se aplica a activos como acciones, derechos de propiedad intelectual, bienes inmuebles en España, considerando la enajenación presunta como hecho imponible.

Se debe tributar por las plusvalías latentes, calculando la base imponible restando el valor de adquisición al valor de mercado en el cambio de residencia. Existe la opción de postergar el pago mediante un fraccionamiento.

Exit Tax y el IS

La AEAT aplica el “impuesto de salida” a empresas a través del Impuesto sobre Sociedades (IS) cuando trasladan su residencia fiscal de España a otro país. Este impuesto se aplica a la transferencia de activos y pasivos, activando el hecho imponible y obligando a la empresa a pagar impuestos sobre las plusvalías latentes de la transmisión.

Al igual que en el caso de individuos, la base imponible de las empresas se calcula restando el valor de adquisición al valor de mercado de los activos y pasivos transferidos. Las empresas también tienen la opción de postergar el pago mediante un plan de pagos a plazos.

Desafíos fiscales del Exit Tax derivados de un cambio de residencia

El cambio de residencia puede conllevar diversos desafíos fiscales, especialmente en relación con el “impuesto de salida”. Tanto particulares como empresas podrían enfrentarse a algunos problemas comunes, entre los cuales se incluyen:

Doble imposición

Cuando se produce un cambio de residencia fiscal, particulares y empresas pueden estar sujetos a tributación tanto en España como en el nuevo país de residencia. Esto puede resultar en una doble imposición de los mismos ingresos o activos, generando una carga fiscal significativa.

Valoración de activos

Determinar el valor de mercado de los activos en el momento del cambio de residencia puede ser complicado, especialmente en el caso de activos que no tienen un precio de mercado fácilmente disponible. Este proceso puede dar lugar a controversias entre los contribuyentes y las autoridades fiscales, lo que podría resultar en litigios fiscales prolongados.

Limitaciones de liquidez

El pago único del impuesto de salida puede crear limitaciones financieras para particulares y empresas, especialmente si la deuda tributaria es considerable. Aunque la opción de pago a plazos ofrece cierto alivio, aún requiere una planificación financiera cuidadosa.

Exit Tax, en resumen:

El Exit Tax en España se aplica cuando una persona o entidad cambia su residencia fiscal fuera del país, gravando las ganancias no realizadas acumuladas, especialmente en activos como acciones o propiedades.

La AEAT implementa este impuesto de manera diferente para individuos y empresas. Para personas físicas, se aplica a activos como acciones, propiedad intelectual y bienes inmuebles en España al cambiar la residencia fiscal, tributando por las plusvalías latentes y permitiendo un aplazamiento del pago.

Para empresas, el impuesto se aplica a la transferencia de activos y pasivos al cambiar la residencia fiscal, calculando la base imponible con la opción de postergar el pago. Ambos grupos enfrentan desafíos fiscales, como la posibilidad de doble imposición, la valoración complicada de activos y limitaciones financieras con el pago único, aunque las opciones de pago a plazos ofrecen cierto alivio, requiriendo una planificación financiera cuidadosa.

B Law & Tax International Tax & Legal Advisors.

“En B LAW&TAX somos especialistas en asesoramiento fiscal internacional tanto a empresas como para particulares. Si desea ampliar la presente información, estaremos encantados de poder atenderle en el 917817194 o en [email protected]