B Law & Tax
15 septiembre 2023

Asesor fiscal: Extremadura reduce el IRPF en los dos primeros tramos y suprime el Impuesto sobre el Patrimonio

El reciente decreto-ley aprobado por el Consejo de Gobierno de la Junta de Extremadura marca un hito en materia fiscal con medidas destinadas a aliviar la carga impositiva de los ciudadanos y fomentar la actividad económica en la región. Este conjunto de medidas, que abarcan desde la reducción de tramos en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) hasta la eliminación completa del Impuesto sobre el Patrimonio, refleja un enfoque progresista con especial atención a los contribuyentes de ingresos más bajos.

La decisión más destacada es la reducción de los dos primeros tramos del IRPF, una modificación que beneficiará principalmente a aquellos cuyos ingresos no superan los 22.200 euros. Con la implementación de esta medida, se espera inyectar un estímulo económico directo para los ciudadanos con menores recursos. Los tipos de gravamen en estos tramos se han ajustado significativamente, pasando del 12,5% actual al 8% y 10%, respectivamente.

 

Impuesto sobre el patrimonio

Es importante destacar que esta reducción de impuestos, con un impacto estimado de alrededor de 39,8 millones de euros en las arcas autonómicas, se aplica de manera retroactiva a partir del 1 de enero de 2023. Este enfoque retroactivo busca maximizar los beneficios para los contribuyentes y reforzar la percepción de estabilidad y previsibilidad en el ámbito fiscal.

Además de la rebaja en el IRPF, la Junta de Extremadura ha optado por una medida aún más audaz al bonificar al 100% el Impuesto sobre el Patrimonio. Esta eliminación completa de un impuesto que gravaba el patrimonio de los ciudadanos representa un alivio sustancial y una señal clara de apoyo a la inversión y la acumulación de capital en la región.

Es crucial resaltar que estas decisiones se alinean con la estrategia de priorizar el bienestar económico de la población y estimular el crecimiento regional. El impacto positivo de estas medidas se espera que se traduzca en un aumento del poder adquisitivo para los contribuyentes de ingresos bajos y medianos, al tiempo que se mitiga el impacto en los tramos más altos para mantener un equilibrio fiscal.

En resumen, la Junta de Extremadura ha delineado un marco fiscal progresista con medidas que buscan impulsar la actividad económica y mejorar la calidad de vida de sus ciudadanos, destacando su compromiso con un enfoque equitativo y sostenible.

https://www.blaw.es/

“En B LAW&TAX somos especialistas en asesoramiento fiscal internacional tanto a empresas como para particulares. Si desea ampliar la presente información, estaremos encantados de poder atenderle en el 917817194 o en [email protected]